El Papa recibe con dolor la noticia del atentado contra cristianos en Burkina Faso

l Papa Francisco mostró su dolor por el ataque el pasado domingo 12 de mayo a una iglesia católica en Burkina Faso y ofreció oraciones por las víctimas, sus familias y toda la comunidad cristiana de este país africano.

El atentado tuvo lugar en la localidad de Dablo, al norte de Burkina Faso, y en él han fallecido un sacerdote y cinco fieles mientras se celebraba Misa.

La zona en la que se ha producido el atentado ha sido duramente golpeada por el terrorismo yihadista. De hecho, diferentes grupos islamistas radicales han puesto en jaque a las autoridades de Bukina Faso en numerosas ocasiones. Los principales grupos son Ansarul Islam y el Grupo de Apoyo al Islam, vinculado con la red internacional de Al Qaeda.

VER VÍDEO CORTECIA DE CNN

(CNN) — Seis personas fueron asesinadas este domingo durante la misa en una iglesia católica en el centro de Burkina Faso, según medios estatales.

Hombres armados en motocicletas irrumpieron en una iglesia católica de Dablo este domingo por la mañana, asesinando a seis hombres, incluido el sacerdote, antes de incendiar la iglesia y los edificios en el área, informó la Agencia de Información de Burkina.

En febrero, CNN informó que EE.UU. consideraba enviar asesores militares adicionales, así como activos de inteligencia y vigilancia, como drones, a Burkina Faso para ayudar a combatir una creciente amenaza terrorista.

El país sin litoral en el noroeste de África se ha visto afectado por la violencia extremista en los últimos meses a medida que grupos terroristas islámicos amplían su alcance.

El número de incidentes violentos en el país vinculados a las filiales locales de al Qaeda e ISIS aumentó de 24 en 2017 a 136 en 2018, según un informe del Centro de Estudios Estratégicos de África.

El año pasado, la administración Trump anunció planes para reducir la cantidad de tropas estadounidenses en África en alrededor del 10%. Un funcionario de defensa le dijo a CNN que las reducciones planeadas eventualmente reducirían el número de tropas antiterroristas de EE.UU. y sus facilitadores que apoyan las operaciones en aproximadamente un 20%.