Funciones de la vicaría de pastoral

La Vicaría de Pastoral asume de manera directa la Misión Pastoral del Obispo y, por tanto, es la responsable inmediata de llevar a cabo las orientaciones y programas que el Pastor Diocesano considera pertinentes y necesarias en su Misión Evangelizadora para responder de manera apropiada a los retos pastorales de cada momento.

Con este principio claro es posible señalar ahora algunas tareas propias de la Vicaría:

  1. Presentar a nivel diocesano una planeación integral que permita el adecuado desarrollo de las diferentes actividades pastorales de las dimensiones de pastoral (organismos, instituciones, programas, etc.) dentro de una verdadera pastoral orgánica y sistemática.
  2. Planear la actividad pastoral de la Diócesis con las herramientas que se consideren oportunas y apropiadas.
  3. Monitorear y acompañar el trabajo pastoral que adelantan las parroquias y las distintas instituciones diocesanas. La vicaría de pastoral debe motivar, animar y orientar la labor pastoral que los sacerdotes, religiosas y laicos realizan en sus respectivos campos de trabajo.
  4. Coordinar el trabajo pastoral de las Dimensiones de la Pastoral y sus respectivas delegaciones. Los delegados de pastoral son colaboradores inmediatos del Vicario Episcopal de Pastoral y, por tanto, a él le corresponde conocer, orientar y apoyar el trabajo pastoral que cada delegado adelanta en su respectivo campo.
  5. Analizar de manera permanente el acontecer Pastoral de la Diócesis para ayudar al Obispo a discernir los retos y exigencias pastorales de cada momento.
  6. Buscar nuevos caminos (métodos y expresiones pastorales) para responder adecuadamente a las necesidades pastorales emergentes.
  7. Fomentar la formación permanente y sólida de los diferentes agentes de la Pastoral, especialmente los laicos
  8. Colaborar en la elaboración de las propuestas de planes específicos correspondientes a los diversos campos de la acción pastoral y ayudar a las delegaciones diocesanas, a los comités parroquiales las realizaciones de sus planes específicos.
  9. Animar el Plan Global de Pastoral de la Diócesis (Proceso Evangelizador de la Iglesia Particular) en coordinación con el EDAP, los Vicarios Foráneos, los delgados de las distintas dimensiones Pastorales.