El Papa Francisco destaca anuncio de las mujeres ante la Resurrección de Cristo

El Papa Francisco dijo en su homilía de la Misa en la Casa Santa Marta de este lunes 13 de abril, conocido como “Lunes del Ángel”, que Jesús en el Evangelio presenta una opción cotidiana: “entre la alegría y esperanza de la Resurrección o la nostalgia de la tumba”.

“El Evangelio de hoy nos presenta una opción, una opción cotidiana, una opción humana pero que se ha mantenido desde ese día: la opción entre la alegría, la esperanza de la Resurrección de Jesús o la nostalgia de la tumba”, indicó el Santo Padre.

Además, refiriéndose al pasaje del Evangelio de San Mateo (28, 8-15) que describe cuando “las mujeres van adelante y llevan el anuncio” el Papa añadió “Dios siempre comienza con las mujeres, siempre. Abren caminos. No dudan: lo saben; lo han visto, lo han tocado. También han visto la tumba vacía. Es cierto que los discípulos no podían creerlo y dijeron: ‘Pero estas mujeres son quizás demasiado imaginativas… No sé, tenían sus dudas. Pero estaban seguras y al final siguieron así hasta hoy”.

En esta línea, el Santo Padre señaló en el segundo día de la octava de Pascua que “Jesús ha resucitado, está vivo entre nosotros” y advirtió a quienes creen que “es mejor no vivir, con la tumba vacía”.

En este sentido, el Pontífice subrayó que tras la muerte de Jesucristo “los sacerdotes, los doctores de la ley eligieron el otro camino, el que les ofreció el dios dinero y pagaron: pagaron el silencio, el silencio de los testigos”.

Y continuó: “uno de los guardias había confesado, apenas había muerto Jesús: ‘¡Este hombre era verdaderamente el Hijo de Dios!’. Esta pobre gente no entiende, tiene miedo porque la vida está en juego… y fueron a los sacerdotes, a los doctores de la Ley. Y han pagado: han pagado el silencio. Esto, queridos hermanos y hermanas, no es un soborno: esto es pura corrupción, pura corrupción” dijo el Papa.

Invitación a anunciar a Jesucristo

Asimismo, el Pontífice reconoció que “es verdad que mucha gente no confiesa a Jesús porque no lo conoce, porque no lo hemos anunciado consistentemente, y esto es culpa nuestra. Pero cuando ante la evidencia tomamos este camino, es el camino del diablo, es el camino de la corrupción. Se paga y quédate callado”.

“Incluso hoy, ante el próximo –esperemos que pronto– próximo fin de esta pandemia, hay la misma opción: o nuestra apuesta será por la vida, por la resurrección del pueblo o será por el ‘dios dinero’: vuelvan a la tumba del hambre, de la esclavitud, de las guerras, de las fábricas de armas, los niños sin educación… ahí está la tumba”, afirmó.

Por ello, el Santo Padre invitó a “que el Señor -sea en nuestra vida personal, sea en nuestra vida social- nos ayude siempre a elegir el anuncio: el anuncio que es horizonte, que está abierto, siempre, que nos lleve a elegir el bien del pueblo, y nunca caiga en la tumba del dios dinero”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Mateo 28:8-15

8Ellas partieron a toda prisa del sepulcro, con miedo y gran gozo, y corrieron a dar la noticia a sus discípulos. 9En esto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «¡Dios os guarde!» Y ellas, acercándose, se asieron de sus pies y le adoraron. 10Entonces les dice Jesús: «No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán.» 11 Mientras ellas iban, algunos de la guardia fueron a la ciudad a contar a los sumos sacerdotes todo lo que había pasado. 12Estos, reunidos con los ancianos, celebraron consejo y dieron una buena suma de dinero a los soldados, 13 advirtiéndoles: «Decid: “Sus discípulos vinieron de noche y le robaron mientras nosotros dormíamos”. 14Y si la cosa llega a oídos del procurador, nosotros le convenceremos y os evitaremos complicaciones.» 15 Ellos tomaron el dinero y procedieron según las instrucciones recibidas. Y se corrió esa versión entre los judíos, hasta el día de hoy.