Estos 3 países recibirán un regalo del Papa Francisco para combatir COVID

En el día de San Jorge, onomástico de Jorge Mario Bergolio que se celebra el 23 de abril, el Papa Francisco ha regalado respiradores y material sanitario como mascarillas, gafas protectoras para personal sanitario para hospitales de Rumanía, España e Italia.

5 respiradores de última generación irán al hospital de Suceava (Rumanía), foco del coronavirus en este país; 2 irán al hospital de Lecce (Italia) y 3 a Madrid (España).

Según informa Vatican News, el Cardenal Konrad Krajewski, limosnero apostólico, aseguró que este es “un signo precioso que tienen lugar en este día especial en que el Santo Padre no recibe regalos sino que los hace él”.

 “Es un abrazo del Papa en una situación difícil para todo el mundo”, precisó el Cardenal Krajewski.

En Rumanía se está viviendo una verdadera emergencia, especialmente en la ciudad de Suceava, donde irán los respiradores, y en donde se concentra el 25% del total de los contagiados por coronavirus de todo este país.

Esta pequeña ciudad de Suceava se encuentra en la zona más pobre de Rumanía y de toda la Unión Europea, y junto con otras localidades cercanas está en cuarentena. En Rumanía más de 515 personas han fallecido y hay unos 10 mil infectados.

Los 5 respiradores y todo el material donado por el Papa será transportado en un vuelo en el que también irá un equipo de 11 médicos y 6 operadores sanitarios rumanos que fueron enviados por el gobierno de Bucarest al hospital de Lecce (Italia) para trabajar y ayudar a Italia durante las peores semanas de lucha contra el coronavirus.

De los 3 respiradores donados por el Papa que llegarán a Madrid será la Nunciatura junto al Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid (España) quienes decidirán a qué hospitales se envían finalmente.

España se encuentra en confinamiento hasta el 9 de mayo, el número de contagiados supera los 208 mil y más de 21 personas han fallecido.

Los 2 respiradores destinados al hospital de Lecce (Italia) serán entregados por el mismo Cardenal Krajewski, en el viaje de vuelta el Limosnero apostólico del Papa hará una parada en Nápoles para recoger medicinas destinadas a los necesitados de Roma.

 Poco antes de la Pascua, el hospital de Cotugno de Nápoles recibió del Vaticano dos respiradores pulmonares, dispositivos sanitarios para los médicos y enfermeros, así como huevos de pascua.

El año pasado, también en el día de su onomástico, el Papa Francisco donó a través de la Limosnería Apostólica los rosarios realizados para la JMJ de Panamá a los jóvenes de la archidiócesis de Milán, y un huevo de chocolate de 20 kilos para los pobres del comedor de Cáritas de la Estación Términi en Roma.