LA VIDA CONSAGRADA ES SIGNO Y ALIANZA DE CONSAGRACIÓN.

JORNADA XXV ESPECIAL DE ORACIÓN POR LA VIDA CONSAGRADA
 
Un día como hoy 2 de febrero, hace 25 años, el Papa San Juan Pablo II; inauguro la jornada especial de oración por la Vida Consagrada. La vida consagrada está compuesta por hombres y mujeres, llamados comúnmente Hermanos y Hermanas, de vida activa y contemplativa, que han profesado los votos de castidad, pobreza y obediencia de manera pública y solemne.
 
Nuestra Iglesia particular de la Diócesis de Granada en Colombia, celebra con gran alegría está fiesta, que también nos recuerda la presentación y consagración del Niño Jesús en el Templo. Damos infinitas gracias a Dios, por la presencia activa de la Vida Consagrada entre nosotros, que con sus dones y carismas, enriquecen la acción evangelizadora en nuestra Iglesia.
 
La Vida Consagrada es signo de consagración, con su entrega profética sin descanso, en su acción misionera y evangelizadora, muestran el rostro misericordioso de Dios Padre, en sus obras carismáticas y ministeriales (colegios, internados, clínicas, hospitales, casas de acogida para niños y adultos mayores…).
 
La Vida Consagrada es alianza de consagración. Esta bella Alianza que hombres y mujeres, pronuncian como votos a Dios en la forma de castidad, pobreza y obediencia; cuya fuerza para pronunciar no proviene del consagrado o consagrada. Sino del mismo Espíritu de Dios que los impulsa, porque Él los ha elegido, para manifestar a la Iglesia y al mundo, un modo radical del seguimiento de Cristo.
 
Pedimos como Iglesia particular al Señor, que suscite vocaciones en las nuevas generaciones y que pronunciando el Sí valiente y generoso decidan consagrar su vida, en la vocación sacerdotal o consagrada.
 
Felicitaciones a las Comunidades Religiosas, en este día tan especial.