El Vaticano planea su reactivación tras la parálisis por el coronavirus

El Papa Francisco ha decidido iniciar a partir de mayo “la gradual reactivación de los servicios ordinarios” del Vaticano “salvaguardando las precauciones sanitarias adoptadas para limitar el contagio” en una segunda fase de la emergencia causada por la pandemia de coronavirus.

El Santo Padre tomó esta decisión tras reunirse en la mañana de este miércoles 22 de abril en el Aula vieja del Sínodo del Vaticano con el Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin, junto con los jefes de los Dicasterios y entes de la Santa Sede.

Según informa la Sala de Prensa del Vaticano por medio de un comunicado, el objetivo es “garantizar el servicio al Santo Padre y a la Iglesia universal”.

En el comunicado se informa de que en la reunión “se ha subrayado el esfuerzo realizado por la Santa Sede para hacer frente a la crisis de forma sostenible”.